-Start-     -Texte-     -Suche-     -Verweise-     -Gästebuch-     -Kontakt-          english
Un camino ... II

Saltan los relojes
uniendo el destiempo
presagios y señales
sentados al fuego
de un ángel de dos.
Flirtean las luces
e invaden mil colores
suben las paredes
oscuras del alma
de un sonido de dos.
Al otro lado de la ciudad
donde la montaña mira al mar
viejas paredes húmedas
espían a tu espalda
y la realidad simple
se engaña de forma alegre
allá se esconde el secreto
de los pájaros cantores.
Melodía abierta
unos ojos se cierran
sin hacer preguntas.
Melodía nueva
unos ojos se encuentran
sin buscar respuestas.


[Fehler melden]       [Druckversion]